Toll free: 01800.501.0101

Toll free: 01800.501.0101

Go to COI-Maxi

Manejo del dolor:

Manejo del dolor

Manejo del dolor

El objetivo de las terapias de manejo del dolor es mejorar la calidad de vida de los pacientes, haciendo que desaparezca o sea manejable.

La primera vía es recetando analgésicos convencionales; cuando no es suficiente, se emplean técnicas llamadas intervencionistas, es decir, que tratan de controlar el dolor invadiendo de la menor manera posible las áreas del cuerpo afectadas. Un ejemplo de ello sería la inyección de un medicamento directamente en el nervio que registra el dolor.

En el manejo intervencionista del dolor participa un equipo de profesionales de distintas especialidades médicas, que trabaja de manera conjunta para determinar la causa del dolor y las mejores maneras de tratarlo.

La efectividad del manejo intervencionista del dolor en cáncer depende en gran parte de la evaluación adecuada del paciente. Esto se hace con base en una historia clínica completa, y una valoración global del cuadro doloroso, tratando de identificar la o las causas del mismo.

La exploración física y los estudios del grado de extensión de la enfermedad, brindan un panorama que permite al médico identificar qué tipo de dolor (también llamado síndrome doloroso) presenta el paciente, y si se trata de un solo tipo, o de dos o más.

Los tipos o síndromes dolorosos en cáncer, pueden clasificarse de la forma siguiente:

Una vez realizada esta evaluación, estamos en posibilidades de indicar qué tipo de tratamiento intervencionista puede ofrecerle un alivio adecuado.