Médica Sur

Insuficiencia venosa crónica, Médica Sur

Médica Sur

Inicio > Atención y orientación a pacientes y visitas > Educación al paciente > Tips de salud > Preocupaciones comunes > Sistemas o aparatos del cuerpo > Cardiovascular > Insuficiencia venosa crónica

Insuficiencia venosa crónica

 
Le ofrecemos atención efectiva en la detección y tratamiento de factores de riesgo cardiovascular. Nuestro servicio clínico de cardiología le ofrece un trato profesional e integral, apoyada de la Unidad Coronaria, Terapia Intermedia, Angiografía y Urgencias. Estamos ubicados  en el primer piso del edificio anexo al Hospital en nuestras instalaciones de Médica Sur Tlalpan (tomar elevador al 1er. piso del área de Imagenología), llamenos al 5424 7200 o puede escribirnos vía mail a: contactanos@medicasur.org.mx.

¿Qué son y para qué sirven las venas? 

Las venas son vasos sanguíneos que regresan la sangre que ya ofreció en su trayecto oxígeno y nutrientes a los diferentes órganos del cuerpo y que regresa al corazón y pulmones para reoxigenarse. 

Ya que la presión que las venas tienen, que tiene en "su contra" la gravedad, requieren de la contracción muscular rítmica y continua de los músculos de pies y piernas, de elevación de las extremidades y de la presencia de válvulas que impiden que "caiga" la columna de sangre durante la posición de sentado y parado.

¿Qué es la insuficiencia venosa? 

Cuando cualquiera o estos 3 factores fallan, se acumula la sangre en el árbol venoso, se vuelven las venas tortuosas e ingurgitadas, por ello es más frecuente en las piernas y la región abdominal y pélvica, y a esto se le denomina insuficiencia venosa. 

Esta insuficiencia venosa en forma crónica ocasiona edema, cambios en la textura y coloración de la piel y en casos avanzados incluso úlceras en piel sobretodo de tobillos.

q

¿Por qué ocurre? 

Existen tres causas principales: 

  • El bloqueo del flujo sanguíneo en una vena, como por ejemplo un coágulo sanguíneo. 
  • Algún problema en los músculos de la pantorrilla que impida que puedan ayudar a bombear la sangre hacia el corazón.
  • Una alteración en las válvulas de las venas, como ocurre en las venas varicosas.

¿Qué factores favorecen la Insuficiencia Venosa Crónica? 

  • Herencia
  • Edad
  • Obesidad
  • Inactividad prolongada
  • Embarazo
  • Daño hepático crónico 

En la Insuficiencia Venosa Crónica la sangre no regresa adecuadamente al corazón provocando un estancamiento de la sangre llamado estasis venosa que favorece en un círculo vicioso la incompetencia de las válvulas, la ingurgitación venosa, edema, dolor que obliga a reposo y la posibilidad de desarrollar tromboflebitis o inflamación de la vena con formación de un coágulo. 

La ruptura de los pequeños vasos capilares dejan escapar eritrocitos o glóbulos rojos que en el tejido blando de las piernas, especialmente en tobillos, pigmenta y deja un color ocre o parduzco. Al cabo de varios años, la piel es dañada por estos cambios y pueden desarrollarse úlceras, llamadas úlceras por estasis venosa que pueden abrirse e infectarse requiriendo de tratamiento especializado con el Vascular Periférico.

¿Cuáles son los signos y síntomas? 

En la fase aguda: 

  • Edema de tobillos, el signo más temprano.
  • Edema ascendente de piernas.
  • Dolor y sensación de pesantez en piernas, especialmente después de estar de pie o sentado durante un periodo largo de tiempo.
  • Sensación de cansancio de las piernas. 

A largo plazo 

  • Nuevas venas varicosas.
  • Escurrimiento seroso en los sitios de ruptura de la piel dañada.
  • A largo plazo se presenta dermatitis por estasis venosa que incluyen hiperpigmentación o bien úlceras por estasis venosa.
  • Edema duro
  • Piel áspera
  • Prurito (comezón)

w

¿Cómo se diagnostica? 

El diagnóstico puede realizarse durante una revisión clínica de rutina o bien el paciente puede acudir por las molestias. A la exploración física se observan trayectos venosos muy aparentes y a la presión pueden doler las piernas o bien sobre el trayecto venoso. Es probable que tratándose de una condición crónica el paciente refiera edema y cansancio de meses o años de evolución. 

Cuando el flujo venoso es muy difícil el Vascular Periférico preferirá realizar un Ultrasonido Doppler, estudio que usa ondas de sonido para proveer información acerca de sus venas y de su flujo sanguíneo indicando si existen datos de obstrucción, en qué longitud de la vena y qué tan apretada es la obstrucción lo que permitirá decidir el tipo de tratamiento.

¿Cuál es el tratamiento? 

El tratamiento de la insuficiencia venosa es variable y puede incluir una o más medidas tanto higiénico-dietéticas como medicamentosas o aún quirúrgicas. 

  • El primer paso para disminuir el problema de retorno venoso es reducir el peso corporal ya que el sobrepeso o la obesidad favorecen el mal retorno y dañan las válvulas venosas. Para ello debe incluirse un régimen de alimentación cuidadosamente elegido para suplir las necesidades del sujeto evitando excesos en carbohidratos y grasas. 
  • En segundo lugar es importante incluir un plan de ejercicio aeróbico progresivo que puede ser a base de caminata, natación o bicicleta a excepción de los periodos de cuadros agudos de la enfermedad en que puede requerirse reposo absoluto. 
  • El especialista indicará en qué paciente conviene incluir compresión elástica regular y firme con media elástica que esté anatómicamente diseñada para ejercer diferentes grados de presión dependiendo de la superficie de las extremidades que se están tratando. Una compresión extrema en una extremidad de gran volumen favorecerá la falta de retorno venoso, la presencia de edema y disminuirá el flujo arterial ocasionando severos daños a las extremidades y por tanto en estos casos están incluso proscritas. Cuando se utilizan, las medias elásticas deben colocarse después de haber extendido a un mínimo de 45º las extremidades antes de ejercer la compresión, de otra manera al colocar las medias con las extremidades abajo se incrementará la compresión de un vena ingurgitada ocasionando dolor e incrementando el problema de retorno. 
  • Podrán utilizarse cremas hidratantes y antiprurigonosas en pieles que no presenten pérdida de la continuidad ni secreción. En casos de úlceras varicosas y secreción, el paciente tiende a rascarse e infectarse en cuyo caso deberán ofrecerse antibióticos que el especialista prescribirá de acuerdo las condiciones generales del paciente y su tolerancia. 
  • Otros tratamientos especializados pueden requerir hospitalización, reposo en cama, elevación de las extremidades y medicamentos específicos. 
  • Nunca, el manejo del problema de Insuficiencia Venosa deberá realizarse con remedios caseros ya que pueden dejarse pasar diagnósticos importantes como tromboflebitis o retrasarse tratamientos como en el caso de infección secundaria o disminución del flujo sanguíneo sobretodo cuando compromete secundariamente el lado arterial. 
  • Existe un tratamiento llamado escleroterapia, que se refiere a la inyección de un medicamento en las venas que causa que las venas varicosas se cierren y así forzar al flujo sanguíneo a regresar a través de las venas sanas, sin embargo con este procedimiento podemos obtener beneficios estéticos y funcionales, pero de manera temporal. 

La selección de este procedimiento debe tomarla el especialista y tener en cuenta que las venas sanas podrán también enfermarse y ocasionar problemas más importantes posteriores. En algunos casos el tratamiento será quirúrgico y consistirá en remover las venas varicosas en todo su trayecto permitiendo que se formen vasos de drenaje alterno o secundario.