Toll free: 01800.501.0101

Toll free: 01800.501.0101

Detección

Para detectar el cáncer de cuello uterino se llevan a cabo diversos análisis.

Papanicolaou

Es una prueba que recoge células de la superficie del cuello uterino y la vagina para examinarlas con un microscopio y así determinar si son anormales (es decir, cancerígenas).

Si el cáncer está comenzando a desarrollarse, el Papanicolaou no lo detectará, pero es muy importante que las mujeres se hagan la prueba cada año, porque sí lo revelará más adelante, en una etapa oportuna para combatirlo con éxito.

Prueba del virus del papiloma humano (VPH)

Es un examen de laboratorio que analiza el material genético (ADN) de las células de cuello uterino, para ver si la paciente está infectada con el VPH y, en ese caso, determinar si se trata de alguna de las variedades con mayor riesgo de degenerar en cáncer.

Esta prueba también se llama prueba de ADN para el VPH.

Colposcopia

Es una prueba que usa un colposcopio (un lente de aumento con fuente de luz) a través del cual el médico examina si hay áreas anormales en la vagina o el cuello uterino.

Examen pélvico

Examen de la vagina, cuello uterino, útero, trompas de Falopio, ovarios y recto. El médico realiza un tacto vaginal con una mano mientras que con la otra ejerce una ligera presión sobre el abdomen para revisar el tamaño, la forma y la posición del útero y los ovarios. También usa un espejo vaginal con el que observa la vagina y cuello uterino para detectar signos de enfermedad y un tacto rectal para palpar masas o áreas anormales

Siguiente: diagnóstico del cáncer cervicouterino →