Toll free: 01800.501.0101

Toll free: 01800.501.0101

Go to COI-Maxi

Nutrición oncológica:

Náusea y vómito

Náusea y vómito

La náusea o el vómito pueden aparecer en algunos pacientes que reciben quimioterapia. Muchas veces los causa la ansiedad que produce la enfermedad y el tratamiento. Si la náusea y vómito se repiten con frecuencia o son muy intensos, tu médico puede darte un tratamiento para evitarlos o disminuirlos. Además, puedes seguir estas indicaciones:

Te recomendamos:

  • Usar ropa holgada que no te oprima la cintura ni el abdomen.
  • Reposar después de las comidas, pero sentado o parado. No te acuestes por lo menos hasta dos horas después.
  • Hacer comidas pequeñas y frecuentes.
  • Masticar bien y comer despacio.
  • Tomar los alimentos a temperatura ambiente, o fríos.
  • Tomar alimentos secos, como pan tostado, galletas, helados sin crema, yogur y frutas o verduras cocidas.
  • Tomar líquidos fríos, como agua o jugos de frutas frescas, en pequeños sorbos, fuera de las horas de las comidas.
  • Chupar cubos de hielo, mentas o dulces acidulados. No uses dulces ácidos si tienes lastimada la boca o la garganta.
  • Preparar y congelar los alimentos con anticipación para varios días si no tienes ganas de cocinar.

 

Hombre tapándose la boca por náuseas.

 

Evita:

  • Cocinar tú mismo.
  • Comer en lugares que tengan olores penetrantes a comida, perfumes, pintura, o que te desagraden.
  • Hacer comidas abundantes.
  • Comer alimentos grasos, fritos, ácidos, muy dulces o muy condimentados, ni los que tengan un aroma intenso.
  • Tomar alimentos calientes.
  • Beber líquidos durante las comidas, ni inmediatamente antes o después de ellas.

Si tienes náusea por las mañanas, prueba tomar alimentos secos, como tostadas, galletas o cereales antes de levantarte.

Si vomitas durante la sesión de tratamiento, no comas ni bebas nada desde dos horas antes.

Si vomitas de forma repetida, no comas ni bebas hasta que se controlen los vómitos. Después, toma jugos no ácidos, infusiones, consomé o caldo de verduras en pequeñas cantidades (1 o 2 cucharadas) cada 10 o 15 minutos. Según los vayas tolerando, puedes introducir pequeñas cantidades de leche, licuados, puré de papa o verduras, a los que posteriormente añadirás algo de carne, aves, pescado, antes de volver a tu dieta habitual.

Siguiente: disfagia y mucositis en pacientes con cancer →