Toll free: 01800.501.0101

Toll free: 01800.501.0101

Go to COI-Maxi

Cancer Center:

Cáncer colorrectal

Cáncer colorrectal

El colon y el recto

El colon y el recto son segmentos del aparato digestivo que forman un tubo largo, muscular, llamado intestino grueso. El colon está conformado por aproximadamente 1 metro y medio del intestino grueso y 20 centímetros del recto. El colon absorbe agua y nutrientes de los alimentos y convierte el resto en desechos (materia fecal). Los desechos pasan del colon al recto y luego al exterior por el ano.

Los pólipos

Los pólipos son crecimientos anormales pero benignos de tejido, que se forman en las paredes internas del colon o el recto. Hay dos tipos de pólipos:

  • Los adenomatosos (o adenomas), que aunque son benignos se pueden transformar en cáncer.
  • Los inflamatorios e hiperpásticos, que son más comunes, pero rara vez se transforman en cáncer.

Si las células de un pólipo se transforman en cancerígenas, pueden expandirse hacia las paredes del colon y del recto, invadiendo algunas o todas sus capas y los vasos sanguíneos o linfáticos, con lo que pueden desplazarse a otras áreas del cuerpo.

Las células cancerosas de colon y de recto se diseminan con mayor frecuencia al hígado y pulmón. Cuando el cáncer se dispersa desde su sitio original a otra parte del cuerpo, el nuevo tumor tiene el mismo tipo de células anormales y recibe el mismo nombre del tumor original. Por ejemplo, si el cáncer se disemina al hígado, en realidad son células cancerígenas de colon o de recto en el hígado. La enfermedad se denomina ahora como cáncer metastásico colorrectal, no cáncer de hígado. Por esta razón, el tratamiento administrado es para cáncer colorrectal y no para cáncer de hígado. Los médicos llaman al tumor nuevo enfermedad metastásica.

Siguiente: detección del cáncer colorrectal →